17 jun. 2012

Mini-Metas para tu búsqueda de empleo

Tras conversar con muchas personas en situación de búsqueda de empleo sin ningún perfil concreto (con experiencia, sin experiencia, con formación, sin ellas,… ), entre ellos se repite un mismo miedo. Miedo al decaimiento y a entrar en una espiral de desmotivación.

Para evitar este temor que todos tenemos y que asola con más fuerza contra más tiempo se lleva desempleado es importante establecernos “mini-metas”.

Tenemos que equiparar la búsqueda de empleo a una carrera por etapas, en ningún caso una maratón.

Compañeros del área de RRHH y orientación laboral, incluida yo entre ellos, no nos cansamos de decir que el primer paso en ese camino de búsqueda es una búsqueda interior, de conocimiento.
Esto nos ayuda a expresar a los demás quiénes somos y que queremos así como levantarnos rápidamente cuando un obstáculo se pone en nuestro camino.
Tras tener claras algunas preguntas sobre mi mismo es el momento de establecer una meta profesional, un objetivo claro y realista por el que luchar.
Tengo la firme creencia de que todos podemos llegar a donde nos propongamos llegar siempre que sea un deseo profundo y verdadero.



Alguien una vez dijo en una pequeña historia: 
Lo hizo, pues nadie le dijo que era imposible.

Sin embargo, a veces nuestra meta es lejana y por tanto hay un gran riesgo de caer en el desanimo por el camino y alejarnos de la dirección correcta hacia ella. Por ello es recomendable establecer unos objetivos parciales que unidos nos guían directamente a nuestra meta profesional.


 Estos objetivos parciales nos ayudan a mantener la dirección clara, a comprobar desviaciones y corregirlas, así como a hacer modificaciones según nuestras circunstancias o necesidades particulares reconvirtiendo nuestro objetivo final.

No sufráis intentando llegar a vuestro final, disfrutar de lo que os regala el camino porque ello es lo que os hará ricos de experiencias consiguiendo no decaer en vuestros destinos sin casi percibir que habéis llegado.

Acostumbrarnos a establecer objetivos medios nos ayuda también a organizar bien nuestro tiempo y nuestro trabajo, recibiendo un feedback constante que nos proporciona indicadores de nuestros resultados.

14 jun. 2012

Aprender a aprender

El otro día, en un evento de networking oí hablar del auge de esta competencia y de la necesidad de formarnos durante la totalidad de nuestra vida profesional.

Me parece un tema interesante para comentar y compartir con todos vosotros.

¡Que levante la mano quien tiene un título formativo! 
Da igual que sea de formación profesional , universitario o de innumerables cursos…

España se ha convertido en un país plagado de “titulitis”, hasta ahora un titulo te garantizaba un trabajo y en los últimos años hemos conseguido ser unos grandes expertos en coleccionar títulos pero hoy las cosas han cambiado, las empresas necesitan experiencias reales.

La formación y la información es poder, eso nadie lo duda y te pueden dar acceso a puestos de trabajo que de otra forma no podrías pero esa siempre será la puerta de entrada no la meta.
Son las herramientas que nos capacitan para saber hacer. Sin embargo, no todo el que tiene un titulo sabe ni que no tiene un título no sabe.
Actualmente, todos tenemos más o menos títulos que dicen “Certificado de que Fulanito a aprendido…”. Sin embargo, ¿de verdad lo certifica? Por lo general no.

 Los planes de estudios pueden ser más o menos criticables, pero sobretodo lo que sí que podemos afirmar es que no te preparan para el trabajo en una empresa real. Teorizar o trabajar con herramientas desfasadas es el pan de día de muchas formaciones por lo que no solo nos podemos quedar con eso sino indagar en nuestras necesidades en el ámbito práctico y conseguir aprender a hacer aun que un papel sellado no lo certifique.

La tendencia actual es: 
Demuéstrame que eres capaz de hacerlo, el titulo todos lo tenéis. ¡Diferénciate!

Volvemos a temas trasversales como puede ser marca personal, objetivos profesionales,…

La formación es esencial a lo largo de todas nuestra vida ya sea oficial o no reglada, pero sobretodo, aprovechar las experiencias de quien os rodea, compartir conocimientos y nunca penséis que ya lo tenéis todo aprendido.

El cambio es día a día la realidad de las empresas del futuro por lo que necesitan profesionales que le garanticen una polivalencia dentro de su especialización y una capacidad de cambio rápida.

Empezar a valorar la formación del día a día, y comenzaréis a aprender a aprender.