24 sept. 2012

Competencias en tiempo de crisis


La gestión por competencias es la tendencia hacia la que parece ir la gestión de recursos humanos, por eso es importante evaluar en qué competencias somos verdaderamente buenos y potenciarlas al máximo para dar la mejor versión de nosotros mismos.

Las competencias nos ayudan a diferenciarnos del resto y a destacar entre un sinfín de profesionales que acumulan titulaciones, experiencia, conocimientos. Partimos de que las empresas, en tiempo de crisis no quieren solo una persona que tenga una cierta titulación o experiencia, sino que quieren a personas que tengan ese “algo especial” que le hace destacar.

Hoy me gustaría centrarnos en 4 competencias que creo que son claves en época de crisis y por las que están apostando un gran número de empresas.

Mis competencias elegidas en tiempo de crisis son:
Adaptación al cambio, dinamismo, polivalencia y flexibilidad.

¡Adáptate a los cambios!
Vivimos en un mundo global empujados por un constante cambio.
Actualmente las personas estáticas y que muestran miedo a ese cambio no tienen cabida en unas organizaciones en la que hay que evolucionar constantemente la forma de hacer las cosas. Esos cambios son imprescindibles ahora para las organizaciones, ya que cada cambio puede ser una oportunidad si cuenta con personas de rápida adaptación.  Si tuviera que elegir una única competencia para estos tiempos, sin duda, sería esta. Así que os animo a hacer de los cambios vuestra oportunidad.

¡Piensa de forma dinámica!
Abre tu mente, escucha todo lo que te puedan aportar y se innovador. Casi siempre, las cosas se pueden hacer de forma diferente y no siempre tu opción es la ideal. Nútrete de lo que los demás pueden darte y renuévate. Esta competencia va totalmente relacionada a la anterior en el sentido que esa necesidad de dinamismo y rapidez viene empujada por ese cambio constante. 

¡No te cierres a aprender,  se polivalente!
Actualmente es bueno ser especialista en algo, si, pero sin olvidar conocer tu entorno. No podemos quedarnos con nuestro único trabajo puesto que este formará parte de algo mayor. Es importante conocer el trabajo de compañeros y de otros departamentos para realizar tu propio trabajo de forma eficaz y conocer el trabajo de tu entorno directo si precisan tu ayuda. Ser polivalente te ayuda a ver un asunto con mayor amplitud, así como resolver problemas con mejores resultados al tener en cuenta más factores. Gracias a esta competencia también es más sencilla la reconversión profesional.

¡Ten la mente abierta, se flexible!
Las empresas del futuro se adaptaran a sus clientes, deben aprender a ser flexibles y dejar la rigidez habitual que tenían hace algún tiempo. Las personas que trabajen en sus organizaciones también ser flexibles en cuanto a adaptarse a las necesidades de su organización y entorno. Beneficiándose así la parte empresarial pero también la trabajadora.

¿Qué competencias pensáis que son básicas en tiempo de crisis?

18 sept. 2012

Trabajar sin cobrar. Los jóvenes están dispuestos


A la luz de una noticia publicada en Abc ayer, sobre la disposición de los jóvenes a trabajar a través de prácticas sin cobrar me surgen algunas opiniones y comentarios que me gustaría compartir con vosotros.

El dato de la noticia es que el 63% de los jóvenes está dispuesto a realizar prácticas sin ningún tipo de remuneración y me gustaría sumar el dato que estamos barajando de paro juvenil, que como ya sabéis, supera el 50%.

No deja de ser sorprendente que un 63% de los jóvenes esté dispuesto a ejercer un trabajo sin remunerar, aunque si analizamos las circunstancias y la actitud de dichos jóvenes el dato comienza a tomar bastante lógica.

En la situación actual, los jóvenes han dejado de buscar ese trabajo remunerado que les proporciona una independencia económica a buscar un trabajo que les proporcione un conocimiento más profundo y práctico del área en el que han estado preparándose y desean trabajar. Los jóvenes están dispuestos, por tanto, a hacer sacrificios y  a intentar luchar por la profesión que han elegido pero no a “tirar la toalla”.

El problema que se arroja de este dato, es que algunas empresas confundan la disposición de estos jóvenes de forma descontextualizada. Entrando así en una dinámica en la que se cree la obligación a los jóvenes de flexibilizar su situación constantemente a base de prácticas no remuneradas o remuneradas insuficientemente.

Verdaderamente creo, que ese dato que inicialmente puede alarmarnos y sorprendernos no es absolutamente malo como podríamos pensar inicialmente. Sino que se trata de un intento de los jóvenes por entrar en la dinámica empresarial y estar cerca de donde quieren estar aunque inicialmente tengan que sembrar mucho sin saber si algún día recogerán algo.

Invierten lo más preciado: Su tiempo.
Tienen un coste de oportunidad, aquello que dejan de ganar: Su salario.
Ganan algo: Experiencia y actividad. 

En búsqueda de empleo, no nos cansamos nunca de decir que hay que invertir tiempo, hay que mostrarse activo y no entrar en una espiral de inactividad, cuidar a quienes tienes alrededor y aprovechar toda oportunidad que tengas para aprender y formarte. 

Sinceramente, los jóvenes han tomado nota y no desaprovechan ninguna oportunidad aunque les suponga dejar de ganar.
Ahora solo queda que alguien les deje recoger la cosecha, que alguien les de una oportunidad con unas condiciones realmente dignas.

14 sept. 2012

La probabilidad de encontrar empleo se reduce, la constancia da resultados


Una vez más, los datos hoy nos dan una mala noticia.

En varios medios de comunicación ha salido publicado un avance que proporciona la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal en relación a un estudio que están realizando.

Del informe se pueden destacar algunos datos como los siguientes:

España cuenta con un total de 2,5 millones de parados que llevan más de un año buscando empleo sin éxito (43,8% del total) o que 1,6 millones (30% del total) lleva más de 2 años en situación de desempleo. 

Como podéis ver son datos alarmantes y nos dan una nueva bofetada de realidad.

Además, quiero reflejas otro dato importante por comunidades autónomas. 
La probabilidad de encontrar empleo baja en términos generales y la probabilidad más baja se encuentra en Castilla La Mancha con un 6,4% de probabilidad, seguida de Extremadura, Canarias, Andalucía, Cataluña y Aragón con un 8%.
En situación contraría aunque poco alentadora, se encuentran otras comunidades como Baleares con un 17,9% de probabilidad, seguida de Navarra, Cantabria, País Vasco y La Rioja con un 10,2%.

Los datos de paro no son alentadores ni hay signos de una inmediata recuperación pero este porcentaje de probabilidad de encontrar empleo de entre el 6,4 y 17,9%, según la comunidad, puede ser vuestra oportunidad para encontrar empleo

Es cierto que con estas cifras el empleo no va a llamaros a vuestra puerta pero volviendo a otros artículos antiguos, hay que trabajar para trabajar
Así que os animo desde aquí a no dejarse llevar por estos datos, que está bien saber pero que no nos tienen que obsesionar,  y seguir con vuestro trabajo día a día hacia el empleo.