19 dic. 2013

Felices fiestas

Mis mejores deseos en estas felices fiestas, en 2014 seguiremos trabajando por el empleo.


10 dic. 2013

Pink Slip Party Zaragoza cierra sus puertas

Llega diciembre, se acerca el fin de año y tras más de dos años apasionantes también llega el fin de un evento enriquecedor, motivador y diferente: Pink Slip Party Zaragoza cierra sus puertas.

No voy a extenderme en explicaciones ya que Juan, lo ha hecho en su entrada sobre el tema en El Blog de los RRHH.

Escribo esta pequeña entrada, para compartir con vosotros que esta experiencia ha sido un reto maravilloso con un equipo de grandes profesionales del que estoy muy orgullosa de haber pertenecido.

Desde el principio me acompañaron en el viaje Juan Martínez y Alfonso Romay, dos personas de las que no he parado de aprender, dos personas de las que dejan huella y unos profesionales incansables apasionados de su trabajo. Gracias por compartir el viaje de principio a fin.

Gracias también a Teresa Bravo, Gema Herrero, Elena Ariño y Alberto Niévedes, por formar parte del equipo, por unirse con una ilusión y unas ganas de hacer cosas diferentes impresionante y porque cada uno de ellos me han enseñado la importancia de pequeños detalles.

Por último gracias a la colaboración incansable de Sergio Ibañez, un luchador insaciables que trabaja con un espíritu inigualable y también a la incondicional colaboración de Zaragoza Activa, nuestro aliado clave para proporcionar continuidad.

Ha sido un evento de todos: asistentes, empresas, patrocinadores,... lo han hecho posible y han conseguido que cada una de las 7 ediciones haya sido única y especial.

El esfuerzo siempre ha sido palpable pero el sabor final siempre ha resultado muy positivo. Gracias a todos aquellos que habeis hecho posible esta aventura.

7 dic. 2013

¿Un entorno volátil? La receta es adaptarse al cambio

Muchos de vosotros habréis sentido el miedo ante un importante cambio en alguna ocasión. En relación al trabajo, es habitual sentir este miedo al cambio en situaciones de pérdida del empleo, cambio de puesto, modificación de funciones o reorientación de nuestra carrera profesional.

Este sentimiento de miedo no es malo, al contrario es realmente muy normal y habitual y podemos convertirlo en algo positivo. 
Podemos conseguir si nos lo proponemos cambiar de percepción y observar ese cambio como una oportunidad como una opción de reinventarse y encontrar algo que nos haga tan felices o más que lo que veníamos haciendo.

En los tiempos actuales, tener una gran adaptación al cambio es un reto pero también un valor seguro para las empresas que están contratando.

La adaptación al cambio asegura a quien selecciona personal, que esa persona sabrá afrontar situaciones de incertidumbre así como salir victorioso de un entorno volátil e inestable.

Este valor que podemos aportar a las empresas muchas veces nace de situaciones anteriores que hemos afrontado y se va fortaleciendo con el paso del tiempo y las experiencias vividas.