14 sept. 2014

En el empleo, no todo es obligación. Yo elijo trabajar con pasión.

Trabajar con pasión. Algo difícil de describir sin duda, sin embargo, algo fácil de descubrir en quien lo siente.

Estoy segura de que todos vosotros conocéis a alguien que lo da todo en su trabajo, que su día a día llena de satisfacción y que facilitan a quien esta cerca un entorno de trabajo inigualable. Esas personas merecen la pena.

Yo he tenido la suerte de ir encontrando no una de estas personas, sino varias que me acompañan y me han acompañado en diferentes momentos de mi camino profesional.

De ellos he aprendido muchas cosas,  hoy querría compartir algunas de ellas con todos vosotros.

  • No intentes que tu trabajo te apasione. Si el empleo es el adecuado te invadirá y lo sentirás.
  • Nunca abandones tus metas, pueden ser lejanas pero la persistencia y la preparación del camino cada día te acercaran a ellas.
  • Rodeate de personas positivas y aleja a quienes sean tóxicos. Con una sonrisa todo se ve de otro color.
  • Crisis y alta tasa de desempleo no son sinónimos de abandono de tu sueño profesional.
  • Comparte con quienes te importan tus metas y objetivos, acompañado el viaje es mejor.
  • Alégrate y celebra los éxitos de quienes te rodea.

Una de estas personas tan especial me dijo que si yo quería, llegaría a donde me propusiese siempre y cuando cuidará con suficiente cariño el camino que recorro cada día. No se aun el final de este camino pero si se que será largo, intenso y apasionante. Será el que yo quiera elegir.

En nuestra vida profesional hay varios pilares esenciales y hoy me gustaría destacar 3 de ellos:

  • Capacidad de tomar decisiones. Nosotros somos quienes elegimos, es importante recapacitar, ordenar ideas y con ello, tomar la decisión con la que nosotros estamos de acuerdo.

  • Creación de objetivos. No es la primera vez que hablo de ellos, son una gran defensora del establecimiento de objetivos para la consecución de nuestras metas. Nos ayudan a mantenernos donde queremos estar siempre que seamos realistas en cuanto a contenido de los mismos y tiempo de realización.

  • Preparación. Estamos en un entorno competitivo sin duda y no podemos dejar al destino nuestro futuro. Para ser dueños de nuestra dirección hay que seguir cerca la actualidad, conocer nuevas formas, herramientas y actualizar conocimientos para estar al día en nuestra profesión.


Sin duda, la empresa que sea capaz de captar a personas con pasión será muy afortunada. ¿Conocéis personas así? ¿Qué os enseñan estos profesionales?